20 de octubre de 2007

Según 70.000 fans, habría vuelto Soda Stereo

DIEGO GUELER

La inmensa mayoría no los había visto nunca a los tres juntos. Es más, la inmensa mayoría ni tan solo había nacido cuando Soda Stereo se presentó ante la prensa en un Pumer Nic céntrico en 1983. Para el resto, costaba creer que los que estaban tocando en carne y hueso eran ellos. Uno no caía. Hasta hace muy poco, nadie daba dos chavos porque Gustavo, Charly y Zeta volviesen a tocar con el nombre oficial de la banda de rock que tuvo -y tiene- mayor éxito dentro y fuera de sus fronteras en toda América Latina desde que existen las guitarras eléctricas. Durante el show, un letrero electrónico indicaba: "gracias por habernos esperado tanto tiempo". Es no es cierto. Nadie los esperaba. Fue, más bien, una abrupta y feliz sorpresa para todos los que alguna vez no gusto mucho esta banda cuando se anuncio su regreso de forma oficial. 24 horas después ya estaban en venta las entradas. Que cada uno interprete al respecto lo que le plazca.


DIEGO GUELER

La inmensa mayoría de esa inmensa mayoría se guardó la entrada, se compró un souvenir, arrancó algún póster publicitario de la gira de algún mural pequeño y grabó algunos segundos del recital en su teléfono celular o cámara fotográfica digital. En Argentina, por si no lo sabían, es fundamental almacenar pruebas tangibles del recital para el futuro comentario de "yo estuve ahí" en alguna cena o encuentro entre amigos. Por eso, las remeras más taquilleras fueron aquellas con un letrero hecho a medida para la idioscincracia local: "yo los vi volver". La inmensa mayoría de los que alguna vez les gustó Soda Stereo, unas 300.000 personas en Argentina, lo habrán visto volver. ¿Dónde está, entonces, la particularidad de haber estado ahí, de haberlos visto volver, si otros 300.000 individuos también lo hicieron? Futurología: el verdulero de Gaona y Boyaca, de vacaciones en Florianópolis, seguidor de los Chalchaleros, lucirá en verano una casaca con el "Yo los vi volver".







Ene horas de cola en vano. Cuando se estaban por abrir las puertas, centenares de jóvenes de clase media y alta -esos que dicen que están mejor educados que los pobres- se colaban descaradamente y se situaban luego en los lugares más privilegiados del campo. A nadie le importaba que otros hubieran pasado la noche allí (no fue mi caso) con tal de ver a sus ídolos a pocos metros de distancia. Qué más daba, ¿no? Una vez en el interior del estadio, algunos perdieron dos horas-cola por detenerse unos minutos con las rubias t... en los puestos de empresas patrocinadoras mientras que los que llegaban desde atrás batían sus récords de 120 metros llanos en una pista atlética como la del Club Atlético River Plate. Una inmensa minoría evitó la cola por unos 5 pesitos (1,66 dólares) y otros tipos re piolas, el ticket de entrada (y la cola, claro) por sólo 20 pesos (6,67 dólares). Los agentes de seguridad eran argentinos en su más genuina genética.












Algunos medios de comunicación anunciaron el inicio del primer show de las gira a las 20 horas (a tenor de la entrada, a las 19 horas). Al día siguiente, se leyó en unas crónicas: "a las 21 hs en punto comenzó el recital...". ¿Por qué no se hicieron cargo del error, al día siguiente, en el apartado "Fe de erratas", que para eso está, no? A raíz de la imprecisión horaria, Peter Capussoto se comió de forma gratuita unos cuantiosos insultos. Del saliente presidente Néstor Kirchner ni hablar: la inmensa mayoría de estadio, ya hastiado de esperar, lo silbó e insultó cuando apareció en las pantallas como invitado sin su voluntad a uno de los gags del humorista argentino, quien hizo showman previo al plato principal. Como los muchachos de clase media y alta, tan bien educados en colegios privados, como decía, habían insultado injustamente e injustificadamente a las bandas teloneras en la despedida de Soda (21 de setiembre de 1997), en el retorno no hubo grupos soporte. El error periodístico provocó que las masas se desesperasen, los fans bien educados empujasen excesivamente y otros tantos y yo tuviéramos que hacer, además de soportar avalanchas, de salvavidas justo debajo del escenario. Por momentos, he visto caras violetas, asfixiadas, de niñas de 16 años de poca estatura. Por momentos, emulaban las tristes fotografías de Cromañón. Aun con mi 1,92 tuve que salir unos minutos de la olla de presión en el tercer tema. Soda Stereo lo justificaba todo.


DIEGO GUELER

¿Qué tal estuvo el concierto? La inmensa mayoría, perdón, todos, quise decir, disfrutaron como unos desgraciados. Quien me ha visto en la salida podría haber pensado que me había tirado de cabeza y vestido en una pileta. Fue una placentera entrega espiritual.

Verlos en el mismo escenario (más moderno), en el mismo estadio, diez años y monedas después... Bizarro. El rostro de Gustavo Cerati no evidenció un gran deterioro en todo ese tiempo. Una década que pasó en lo que un santiamén. Mis fichas no caían, repito. Y hace tan solo unos meses estaba en el desierto del Sahara... Quién lo iba a imaginar... Soda Stereo tocando... Sobre todo, para aquella inmensa mayoría que no los había visto más que en formato VHS o DVD. Que me pellizquen, Dios.

Para el que quiera saber más y ver más fotografías de la vuelta de Soda Stereo, puede leer las impresiones desde el palco de prensa por los periodistas acreditados de la revista Rolling Stone, La Nación y Clarín. Todo lo otro, más o menos, está contado en una de las 70.000 posibles narraciones sobre el regreso del trío argentino más famoso.

8 comentarios:

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

La verdad es que es muy triste ver como los chicos educadísimos compran el marketing de una banda que popularizó dos o tres temas y que el resto no sé... debo ser un tronco musical porque a mí no me inspira nada.


No fui a la despedida. Menos mal. Sabía que tarde o temprano estos tipos de la discográfica no se iban a perder el meganegocio.

El día que a vos y a mí nos den 10 millones de dólares para patrocinar nuestra página web que después quebraremos albertinianamente (que es un apellido muy constitucional) iré a ver a los Shakira y su pandilla.


Tu relato, Diego, es impecable.



(Mi hijo votó a Capussoto como el gen argentino, y debo reconocer que lo conozco pero no vi mucho de él... prometo seguirle los pasos si se animó a telonear a los ceraticuasichilenos y cía).

En el Sahara estábamos mejor.

Si me lo permitís subo tu comentario a un blog (un poco descarado) que se llama:

http://vamosahablarsinmiedo.blogspot.com

(es un regalo de la Comandante para que los chicos del futuro puedan empezar a comprender la ilógica del poder).

El Masa dijo...

Felicitaciones Diego por la crónica; es vibrante, sincera y emocional. No viví lo que vos; hice 17 cuadras de cola -hacía espiral en el Romero Brest y volvía hasta Libertador- que circulaba constantemente. En una hora llegamos al Estadio, y en general, no vimos gente que se colaba -apenas un puñado. Los controles fueron pésimos; cualquiera con una cosa parecida a una entrada, hubiera ingresado. El comportamiento de la gente fué único; 60 lucas de personas pueden armar un desastre en cualquier circunstancia. Y comparandolo con hace 10 años atras, había mucho menos gente, por obvias razones: aquel fue un único recital y nunca, nunca, vi tanta gente en River. Llegaban hasta el borde de la platea trasera, superando la linea final de la cancha comodamente, todos pegaditos. Aquella vez nos costó sentarnos y esta vez, lo vimos sin gente alrededor, en igual lugar (las plateas traseras que se corresponden con la entrada al campo).
Sobre el recital, mi opinión en mi propio blog
http://ma8t.blogspot.com/2007/10/1910-rock-duro-en-river.html
Un gusto

Débora dijo...

Mucho titulo, muy racional,poco sentimiento poca emocion, la vida va mas alla de muchos cuadritos en la pared,cuando dejes de ser tan "racional" por llamarte de alguna manera vas a dejar de ver el punto negro en la pared blanca esta buscando la mierda donde no existe es una pena que quieras llamar la antencion haciendo ese tipo de comentarios,estube el domingo y viaje 400km para verlos,entre enseguida,no tuve un solo problema y si el campo se te complico es porque tenes poco cesped bajo tus pies,yo estube en campo pero todos sabemos como funciona ,ese es un problema de sociedad no de la banda,de los que llegan ultimo quieren estar primero hay muchas cosas buenas para rescatar, ojala te tomes el mismo tiempo para buscarlas suerte..... porq el exito por el momento no te lo mereces

yami. dijo...

Coincido con Debora, y voy a dar mi opinion. Primero y principal yo soy una de la mayoria esa que vos decis qe "no los había visto nunca a los tres juntos. Es más, la inmensa mayoría ni tan solo había nacido cuando Soda Stereo se presentó ante la prensa en un Pumer Nic céntrico en 1983.", lo que no significa que no tenga admiracion por esta banda que hizo historia. En mi caso la banda me gusta porque creci escuchando soda, porque tengo hermanos mayores, y porque desde que soy muy chica admiré su musica. A que voy con esto? A que te tendrias que meter en la mente y en el caso de cada uno para saber que es la mayoria y que no. Te cuento a demás, que daba lo que sea porque bandas como las de antes vuelvan a tocar para poder verlas, porque la musica de hoy no se compara, porque ya nadie escribe las letras que antes, porque para mi un sueño sería ver un SUI GENERIS, un SERU GIRAN y ovbiamente un SODA STEREO, y si crees que nadie daba 2 pesos por verlos volver, te cuento que si, y yo soy una, de echo cuando me entere que volvian me emocione mucho y me lleno de felicidad.
Estuve ahi, como vos, y si, me compre un souvenir, una remera y saqué fotos, como vos. Y que? Eso significa que fui para caretear que fui? Estas equivocado, muy equivocado. Si uno se guarda esas cosas, al menos en mi caso, es porque me da orgullo y me deja un buen recuerdo una diminutez como lo es una remera, por mas que eso no se me valla de la cabeza, no tiene nada de malo ni de nada y creo que en cualquier recital, no solamente en el de Soda Stereo, la gente lo hace, y si tantas personas compraron cosas, AUNQUE SE VEA A LA SIMPLE VISTA QUE LA PLATA ES LO QUE LE IMPORTA A LOS QUE VENDEN, uno no lo toma asi, lo toma como un recuerdo, y si lo muestra, esta barbaro, yo en mi caso, me siento orgullosa y plena de haberlos visto volver, y si es necesario lo grito al mundo, y que gano? nada, asi que bueno, no coincido con vos en eso.
Yo fui el sabado. Fui a las 6 de la tarde y no tuve que hacer cola, pase enseguida y no tuve que pagar ni 5 ni 20 ni 2 ni mas pesos para tener un lugar privilegiado en el campo, sin conflictos de gente que se colara, y sin tener que hacer cola. No soy de buenos aires, estoy a 200km y no por eso tuve no tuve el privilegio de estar comoda en el recital, simplemente orden como el que hubo, al menos el sabado que yo estuve presente. Y tampoco tiene que ver con eso de los que segun vos decis "dicen que están mejor educados que los pobres", porque si vamos al caso, la gente se cola en un recital de "damas gratis" como en un recital de "soda stereo", la gente aca en argentina es asi de costumbre y como dice debora, es problema de la sociedad y no de la banda.
Y te puedo asegurar que esa mayoria de gente que se "colo" no fue una mayoria si no una minoria de unos pocos, y si quisieron un lugar privilegiado es por la euforia y las ganas de disfrutar de ese momento.
De todos modos se ve que estabas bien acomodado porque segun la foto del estadio llegaste cuando aun no habia tanta gente, asi que no se como podes saber cual fue el caso de los demás.
Seguramente el recital de soda fue el unico que fuiste en tu vida, porque incumplimiento horario, gente asfixiada, enojos con las previas (por cierto peter capusotto se comio mas alagos que puteadas) hay en todos los recitales, y por favor NO COMPARES CON CROMAGNON porque por suerte no vivimos ninguna tragedia y una cosa no teine que ver con la otra, si no todos los recitales serian cromagnones y no habria mas de estos.
Y si soda stereo lo justificaba todo, al menos en la gente que fue con ganas, por lo visto vos no.
Con respecto al marketing, es verdad, mucho. Pero si la gente lo compra es porque tiene ganas, no para darles de comer a ellos, de todos modos de algo tienen que vivir y su trabajo es eso, la musica y el marketing, porque sin marketing la gente no los conocería y ese es su trabajo, tocar para la gente. Todos vivimos de algo, si vos sos periodista de verdad (o si alguna vez lo fueras) tu trabajo seria venderle a la gente tu entrevista y si la gente no te la compra te cagas de hambre. y si ellos tienen la oportunidad de hacer mas de lo que necesitan BIENVENIDO SEA! será porque tienen éxito, y de alguna manera se lo ganaron. no cualquiera tiene lo que ellos.
El control fue malo y coincido con quien lo halla escrito, pero por suerte no tuvimos que lamentar nada, UNA DE LAS COSAS QUE TENDRIAAS QUE RESCATAR (JUNTO A OTRAS) ANTES DE BUSCAR TODO LO MALO, PORQUE SI FUISTE SOLAMENTE PARAA BUSCAR LOS DEFECTOS Y HACER UNA CRONICA DIFERENTE, SOS BASTANTE PELOTUDO.
Hubo orden y fue genial, y a lo mejor porque habia mucha gente grande, que ovbiamente por sus condiciones no pueden ponerse a hacer un pogo o como sea, lo que no quita que halla EMOCION.
Puede ser que esta vez halla habido menos gente que hace diez años, no se, no lo vivi, pero eso teine que ver una organizacion en las entradas, porque fueron agotadas, y si no hubo mas gente, fue porque no habia mas entradas.
Finalizo remitiendome a Debora nuevamente, ojala te tomes el mismo tiempo para buscar las cosas buenas.

Anónimo dijo...

Sos un pancho

Te crees mucho por tu titulo pero no tenes idea de lo que son los recitales

Solamente con lo que dijiste de cromagnon me doy cuenta

Disfruta del recital y no critiques todo, fue espectacular y muy bien organizado para lo que es este pais

Anónimo dijo...

Estuve el viernes. El recital fue impecable, y perfecto. Tanto, que no tuvo ninguna onda ni emoción por parte de los músicos. Eran los discos interpretados en vivo, y frases de Cerati dichas sin convencimiento.
Después de tanta movida, esperaba más. Me quedé con las ganas.

Diego Gueler dijo...

Gracias por los comentarios a todos. A los que comparten o no, a los que increpan. Son sensaciones que uno describe: a algunos les cae bien, a otros mal. De eso se trata esto de los blogs, ¿no?

Anónimo dijo...

Si, puede ser verdad...pero lo cierto es que esta nota es una más de las tantas en que utilizás esa mirada altiva, ese tono burlón, como si estuieras más allá de los temas sobre los que escribís, lejano, superior...a mi parecer, esta actitud nihilista, resta en credibilidad, no aporta nada.

De todos modos, reconozco que es la mejor forma de aprender...a los golpes. Y la moraleja: 'Nunca te metas con un fan...'

¡A seguir escribiendo! (que talento y técnica, te sobran...hay unas cuantas notas que lo demuestran!)

Saludos.