30 de diciembre de 2007

Retiro hiper estresante, infeliz Navidad para muchos

DIEGO GUELER

Tres horas de demora en la salida de los micros de la estación de Retiro en fechas navideñas. Ok. Era previsible para estas fechas y, además, desafortunadamente, uno ya está inmunizado a este tipo de contratiempos en esta clase de países. Después que no digan que... Lo que sí, en cambio, me generó un profundo desconcierto es que buses cuyo horario de partida era de tres horas más tarde que el mío, hayan partido 30 minutos antes... ¿Cómo puede ser? ¿Tal unidad sólo puede hacer equis recorrido y no otro? ¿Una empresa que dispone de quinientos coches en las rutas no puede modificar los recorridos y los chóferes? Y ¿por qué carajo el de las 00.30 sale antes que el de las 21.30? ¿Somos todos b.... o qué? Al fin y al cabo, según pude ver, todo estaba manuscrito y subrayado con marcador amarillo fluorescente en una planilla. Viva la inoperancia y la desinteligencia. Viva.


DIEGO GUELER

De lo poco que he podido rescatar en 180 minutos de insultos es que, durante ese lapso, una inesperada parte de los pasajeros decidió volcarse a la lectura para matar el tiempo. Bravísimo. Para titular en periódicos (es más noticia que unas cuantas cosas que leemos por ahí). Esto quiere decir que invirtieron mejor este aparente "tiempo perdido" de sus vidas respecto a haberse quedado en casa, panza arriba, mirando la televisión. Salvo esta pareja de energúmenos, quienes prefirieron seguir la novena, décima o undécima repetición de xxxx ANDO por un sueño (ya no se sabe cuál gerundio es) en una TV tragamonedas. Ya pedía demasiado.

16 de diciembre de 2007

Jesús, ¿no me vende a Kaká?


REUTERS

Hace pocos días, el periodista Ezequiel Fernández Moores me murmuró por teléfono desde el despacho de la agencia ANSA: "Sin Riquelmen, Boca es un equipito...". Lo fue, en efecto, en el segundo tiempo -en el primero, todo hay que decirlo, había rendido mucho más de lo que se podía esperar- y el Milan lo arrolló a la velocidad de un tren bala japonés. Curioso que el club más pobre de los dos y que más anhelaba el trofeo embolsó menos dinero que la escuadra teledirigida por el magnate Silvio Berlusconi, al cual los ingresos que le aporta la Champions League son muy superiores a los del Mundial de Clubes. Por eso uno tiene sólidos fundamentos para dudar de la relevancia que significa este torneo en el lejano Oriente para las grandes sociedades futbolísticas de Europa. En 2000, los galácticos del Real Madrid no se dieron cuenta de lo que se habían perdido en Japón (cayó con Boca) hasta que leyeron la prensa y los hinchas merengues los increparon en el aeropuerto de Barajas.

El eurocentrismo futbolero y el calendario (hoy hubo jornada de Liga en Italia) cooperan para que el Milan celebre, sí, pero lejos de los tantísimos petardos y cánticos de jolgorio que Boca hubiese lanzado al cielo frente al Obelisco. Cultura rioplatense efusiva, frívola, sensible e irracional. Cultura milanesa mercantilizada, mesurada, fría y seria.


Siete de los 11 futbolistas del Milan que acabaron en el campo de juego superan los 30 años. La media de edad de Boca Juniors no llega a los 25. Kaladze, después de tirarle un puntapié (lo expulsaron) a Gracián, consoló a su rival con un mimo en la nuca, como si fuera su pupilo. En lo técnico tampoco hubo equivalencias. Cuartro a dos, nada que objetar. Boca puso huevo y eso cuenta muchísimo para la incomprensible, caprichosa y amnésica hinchada argentina. Tuvo un digno papel. El "gen competitivo argentino", según escribió Alfredo Relaño, en un artículo del diario As, se muestra ante cada desafío de un combinado celeste y blanco. Pero eso no importa. Mañana, la continuidad o el despido del entrenador Russo monopolizará titulares. A la guillotina. Y que pase el que sigue. Perro, perro, este fútbol. Perro y monstruo.


NUEVO LOOK RONALDO, QUE LO VIO DESDE AFUERA (AFP)


Mariano Closs y Fernando Niembro volvieron a demostrar durante la televisación de FOX Sports su incompetencia fonética (entre otras tantas). "Ahí la tiene Palacioss... Buen partido de Palacioss...". La madre de Rodrigo Palacio, en su hogar, habrá revuelto el cajón de su hijo y volvió a verificar el apellido de él en el documento. Casi se lo cree. A propósito del vicio de la ese: ¿Si Horacio Pagani, en sus columnas de Clarín, o Daniel Arcucci, en La Nación, escriben "Palacios" en lugar de "Palacio"? ¿Cualés consecuencias hubieran soportado? Les hubieran tirado de las orejas en la redacción, en cartas de lectores, llamados y en el bar de la esquina.

Qué pena que Lionel Messi no haya levantado el Balón de Oro... Pero qué bien juega Kaká (si hasta Dios le ha obsequiado más talento a Brasil que a la Argentina, ¡no es justo!). Porque Kaká "pertenece a Jesus", a juzgar por su camiseta (más bien, a los Atletas evangélicos de Cristo).

Ledesma: "Gooool, hijos de puta. Goool...", gritó el mediocampista xeneize en dirección a los futbolistas rivales (y al propio banco de Boca, por su injustificada suplencia) poco después que Boca descontase el marcador 4-2. Al cabo de unos minutos, Ledesma arrojó un planchazao gratuito y así recibió la roja directa. Y volvió a escupir puteadas. Es que si los argentinos hemos tenido en los logros deportivos uno de los pocos argumentos para jactarnos de una presunta superioridad respecto de los otros países deportivos -Marcos Aguinis nos recuerda el rol periférico de la Argentina no deportiva en el contexto internacional-, en esta ocasión no hubo ni premio consuelo. El insulto de Ledesma es un declaración de impotencia de la pequeñez argentina con relación a quienes tienen el chiringuito bastante mejor montado que el nuestro, y desde mucho antes.

Tres interrogantes me generó la final del Mundial de Clubes:

Si las listas para el torneo permitían incluir nada menos que 30 jugadores (¡treinta! y sólo juegan once). ¿Cómo pudo ocurrir que a ningún dirigente del Club Atlético Boca Juniors, ninguno, ¡ninguno!, se le hubiese ocurrido la picaresca de inscribir, aunque sea por si las dudas, a Juan Román Riquelme?

¿El Gobierno Kirchner habrá festejado la primera derrota de peso del ex mandamás de Boca y flamante Jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri?

Señor Jesús, ¿no me presta a Kaká para un picadito del barrio?

15 de diciembre de 2007

Opentopia, o un mundo Gran Hermano



A partir de un artículo que publicó el periódico El País de España el último domingo 9 de diciembre, ahora venimos a enterarnos que decenas de cámaras instaladas en espacios públicos y privados de lo que queda del planeta emiten las 24 horas, en tiempo real, por Internet.

Aquí no se han sopesado los derechos de imagen y privacidad de las personas que son filmadas, ni los protocolos de cámaras de seguridad, en las que todos hemos depositado una confianza por su uso interno, precisamente, "de seguridad". Igual, a quién más le da todo esto. Entren y miren. Quizás encuentren amigos, conocidos o familiares por ahí. La mayor parte de las cámaras pertenecen a departamentos de tráfico, municipios y universidades. Y cabe tener en cuenta, claro, las diferencias horarias y estacionales.

Se pueden apreciar nevadas en Suecia, borracheras en bares holandeses o estadounidenses. En Argentina, hay tres ojitos que filman en oficinas. Ellos no saben que los están mirando, desde ya, y este insignificante aclaración es lo que nos hace más bestias peludas cuando nos situamos frente a las pantallas de una TV o monitor, acompañados por unos anteojos tridimensionales y los infaltables pop-corn.











9 de diciembre de 2007

"Generación patera", por Diego Gueler (La Nación Revista)



"Generación patera" (versión html), por Diego Gueler, La Nación Revista, 9 de diciembre de 2007. Documento sobre la inmigración clandestina desde Africa hacia las Islas Canarias (España), producido en febrero y marzo de 2007 en Marruecos, el Sáhara occidental, Mauritania y Malí (para leer en papel, hacer click en las fotos).









5 de diciembre de 2007

Queremos carne roja

Después de unos diez días de abstención idiotizante -una sana costumbre-, en la medianoche de ayer volví a encender el televisor. El zapping pendular me llevó a Telefé. Las cámaras del programa La Liga hacen su interesada guardia en hospitales y comisarías. Allí aguardan como perros hambrientos los cuerpos heridos, a sesos abiertos, de accidentados en moto, víctimas de robos armados o reyertas domésticas. Así cobra protagonismo un primer plano de un niño, gordito, a quien un dogo le había arrancado de un mordisco medio rostro. Sangre, carne, sangre, carne.




Los canales de noticias traen imágenes desde Costanera Sur: combate entre empleados del Casino flotante y los amables agentes de Prefectura de la ciudad. Los camarógrafos enfocan el mapa de ríos rojos que se dibuja en la cara de un efectivo en el suelo, poco después de haber recibido un pierdrazo en la frente. Sus compañeros lo llevaron en andas, como un héroe, hasta la ambulancia. Se vio en VIVO y en DIRECTO. Sangre, carne, sangre, carne.



¿Es necesario el morbo para informar correctamente? ¿Es menester ver el cuerpo de un joven motociclista con fracturas múltiples en la banquina de la ruta para tener conciencia de la inseguridad vial? ¿Es eso tener una noción acabada de "la realidad? ¿Forma, educa, previene?

Respuesta de un editor de televisión: "la gente quiere y nos demanda impactos".

26 de noviembre de 2007

Gaia: el futuro llegó hace rato

GUSTAVO, UNA COMBINACIÓN DE HOLMGREN, OSHO Y MARX ( GAIA.ORG.AR)

El gurují Gustavo dice durante una visita guiada que al mundo le quedan 36 meses de funcionamiento normal. Gustavo dice que, sobre 2012, el mercado global tendrá no más de 500 millones de clientes (con chip electrónico digitalizado incorporado en la piel) consumidores a la vez de recursos, alimentos y servicios de vivienda. Los otros mendigaremos fósiles de petróleo y desayunaremos billetes de diez dólares con monedas de cinco centavos. Gustavo dice que no habrá prácticamente vida en la Tierra después del 2100. Gustavo también dice que el hidrógeno no es una fuente energética alternativa, a diferencia de lo que sostienen los mass media. Gustavo dice, finalmente, que la gran fiesta (abre los brazos, saca panza) del derroche de recursos, contaminación gratuita y consumo enfermizo no se podrá sostener más en breve.

Si todo lo que dice Gustavo fuera absolutamente verdadero, todos los seres vivientes deberíamos dejar ya lo que estuviésemos haciendo(ya, en este preciso santiamén de la eternidad) y seguir su ejemplo. Porque Gustavo, además de decir muchas cosas, ha hecho y hace muchas cosas para evitar la irreversible y crónica hecatombe planetaria.

No se sabe a ciencia cierta si será en 2012 o 2100. Lo que sí, el planeta está sucumbiendo a ritmos cada vez más acelerados y ello es comprobable , por ejemplo, con las alteraciones climatológicas,
tsunamis, sequías y otros tantos fenómenos insospechados que la sabia Tierra ha devuelto al género dominante.

Como bien dice Gustavo, si el hombre no sabe hacerse cargo de la Tierra; la Tierra se hará cargo del hombre.

La ecovilla Gaia es la obra maestra de Gustavo. Le dio vida hace once años y ha hecho de ella una escuela internacional de prestigio de la incipiente y ascendente permacultura. Predica con el ejemplo y la palabra. La comunidad, hasta no mucho, contaba con ocho miembros. Ahora, ya superan la veintena. La voz corre por los siete mares.

La estructura de
Gaia es plenamente sustentable respecto a las megalópolis de 15 o 20 millones de nombres y apellidos. Gaia produce los recursos que consume ("ni un watt más, sino es injusto", apunta Gustavo). La energía es de origen eólica u absorvida por placas metálicas. Las ollas se calientas por reflejo lumínico-calórico, los tomates se cultivan en huertas policultivos. ¿Cloacas? Gusanos y otros microorganismos, de forma "desinteresada", se hacen cargo de los excrementos. La orina, diluida en agua, es utilizada como fertilizante. Todo se recicla y se reutiliza. Todo, léase TODO. Animales domésticos o para ingerir, ausentes. La arquitectura, dotada de un elevadísimo sentido del arte modernista, se nutre de barro, arena, paja y madera. Las 20,4 hectáreas están cubiertas de una vasta flora. Bosques por aquí, bosques por allá. Se respira y goza por allí, se respira y goza por allá. La ecuación: ecologismo + orgánico + sostenibilidad + sencillez + solidaridad e igualdad en la vida y en el trabajo.


WWW.GAIA.ORG.AR

Los sistemas de refrigeración en verano y calentamiento de interiores en invierno sólo requiere de saber orientar los hogares respecto al sol y de abrir las ventanas cuando corresponde. "¿Por qué el hombre tomó la manzana del pecado?", se pregunta Gustavo.

Su intercambio con el sistema capitalista es riguroso y escaso. Ingresan billetes por cursos que imparten, visitas
guiadas y venta de algunos productos artesanales. Además, desde luego, compran o canjean productos alimenticios y energéticos en el mercado justo.

El sentido de la vida en
Gaia es colectivo. Cocinas y comedores comunitarios. Las decisiones se toman en asamblea. La razón, el sentido común (el que sí funciona) y la lógica imperan. Encontramos, pues, un pseudo comunismo diseñado con minuciosidad en Navarro, a 110 kilómetros de la Ciudad de Buenos Aires.

Si la riqueza consiste en interactuar con las posibilidades de la naturaleza, entonces "somos millonarios... multimillonarios", añade, irónico, Gustavo. Y tiene razón. Demasiada y
entristecedora razón. El mundo ha estado equivocado en las interpretaciones y semántica.

Hay mucho más qué decir acerca de
Gaia. Aunque mejor, vayan, y que se los diga Gustavo.

20 de noviembre de 2007

Toques de atención (World Press Photo 2007)

"Estas imágenes no deben llevar a la reflexión...
¡Deben conducir directamente a la acción!"
(Henri Cartier-Bresson, 1908-2004, fotoperiodista)



NINA BERMAN, WASHINGTON, EE.UU. (REDUX PICTURES FOR PEOPLE)
BODA DE UN SOLDADO TRAS SU REGRESO DE IRAK



DANIEL AGUILAR, MÉXICO (REUTERS)
"ESTO TE PASA POR RATA" (LADRÓN), REBELIÓN EN OAXACA



MOHAMMED BALLAS, CISJORDANIA (ASSOCIATED PRESS)
MILITANTES DE LA JIHAD ISLAMICA EJECUTAN EN PÚBLICO A UN PRESUNTO ESPÍA DE ISRAEL EN JENIN



AKINTUNDE AKINLEYE, NIGERIA (REUTERS)
GUERRILLEROS DEL DELTA DEL NÍGER COMBATEN CONTRA LAS MULTINACIONES DEL PETRÓLEO



ODED BAILILTY, ISRAEL (ASSOCIATED PRESS)
UNA COLONO ISRAELÍ RESISTE EL DESALOJO EN GAZA

Las mejores fotografías de 2006 premiadas por World Press Photo

12 de noviembre de 2007

3 de noviembre de 2007

"Africa redonda", por Diego Gueler (El Gráfico)






"Africa redonda"
, fotorreportaje sobre la afición del fútbol en Africa occidental, por Diego Gueler. Revista El Gráfico, número de noviembre de 2007 ($8,80, en los kioscos hasta mediados o finales de diciembre, de acuerdo al puesto).









28 de octubre de 2007

Pantallas del voto cantado

Tropezón pre-presidencial


AGENCE FRANCE PRESS (AFP)

TÉLAM

Ingeniero, a pesar de todo

TÉLAM

Información esencial en su justa medida


Se fueron a festejar todos... hasta el webmaster


CRISTINA.COM A LAS 21 HORAS DEL DEL DOMINGO

Domingo, 19.00 horas

Mirada satisfecha

INFOBAE.COM A LAS 19 HORAS Y CANAL 5 NOTICIAS A LAS 20.01



Bandera blanca del gran crítico

PERFIL.COM A LAS 19 HS.


Cautela del histórico


LANACION.COM A LAS 19.00 HORAS

Clarín, rendido al triunfo

CLARIN.COM A LAS 19.10 Y A LAS 21 HS. LA TERCERA, CANAL 13 A LAS 19.30.

25 de octubre de 2007

Von Wernich en 1984 (pancho, mate en mano)

Christian Von Wernich, julio de 1984
(Revista Siete días, publicado en diciembre de 1988)

GENTILEZA ESCUELA DE PERIODISMO TEA





















"Se los quiso blanquear... Sacarlos del país rumbo al Uruguay, para que no cayeran en las manos de sus propios compañeros, que los buscaban para liquidarlos y vengarse. Para mí, todos los chicos (Montoneros) a los que yo ayudé a escapar del país, cumpliendo directivas de Camps, pueden estar escondidos temblando y esperando que sus amigos los descubran y los maten. Es verdad que durante unos siete meses varios chicos estuvieron "desaparecidos" y yo lo sabía. Cuando los saqué del país y pasó el tiempo y no me escribieron, sus padres comenzaron a preguntarme y yo, a su vez, también les preguntaba a ellos si sabían algo. Me había encariñado mucho con aquellos ocho chicos a los que dejé en libertad. Yo llegué a ser un cura de confianza para muchas cosas en la lucha contra la subversión. (Sobre el programa de TV "Nunca más" en 1984: Se le dio al pueblo el circo que necesita el gobierno actual para distraerlo de la falta de pan. Es claro que a él (el ex General Ramón Camps), como soldado, le gustaba la guerra. A mí me cuesta creer cuando se habla de vejaciones, porque yo nunca las vi, ni nadie me lo dijo. Camps quiso trabajar en esta guerra según Isabelita, Luder... Ellos dijeron "aniquilar" y Camps lo tomó al pie de la letra. ¿De qué centros clandestinos hablan, si yo entraba a todas partes sin tocar el timbre, cuando visitaba a los subversivos". Tal vez hubo excesos, pero no me constan".

"Como le dije antes, espero la justicia, pero la divina..." (Siete días, julio de 1984)

Christian Von Wernich, 10 de octubre de 2007



20 de octubre de 2007

Según 70.000 fans, habría vuelto Soda Stereo

DIEGO GUELER

La inmensa mayoría no los había visto nunca a los tres juntos. Es más, la inmensa mayoría ni tan solo había nacido cuando Soda Stereo se presentó ante la prensa en un Pumer Nic céntrico en 1983. Para el resto, costaba creer que los que estaban tocando en carne y hueso eran ellos. Uno no caía. Hasta hace muy poco, nadie daba dos chavos porque Gustavo, Charly y Zeta volviesen a tocar con el nombre oficial de la banda de rock que tuvo -y tiene- mayor éxito dentro y fuera de sus fronteras en toda América Latina desde que existen las guitarras eléctricas. Durante el show, un letrero electrónico indicaba: "gracias por habernos esperado tanto tiempo". Es no es cierto. Nadie los esperaba. Fue, más bien, una abrupta y feliz sorpresa para todos los que alguna vez no gusto mucho esta banda cuando se anuncio su regreso de forma oficial. 24 horas después ya estaban en venta las entradas. Que cada uno interprete al respecto lo que le plazca.


DIEGO GUELER

La inmensa mayoría de esa inmensa mayoría se guardó la entrada, se compró un souvenir, arrancó algún póster publicitario de la gira de algún mural pequeño y grabó algunos segundos del recital en su teléfono celular o cámara fotográfica digital. En Argentina, por si no lo sabían, es fundamental almacenar pruebas tangibles del recital para el futuro comentario de "yo estuve ahí" en alguna cena o encuentro entre amigos. Por eso, las remeras más taquilleras fueron aquellas con un letrero hecho a medida para la idioscincracia local: "yo los vi volver". La inmensa mayoría de los que alguna vez les gustó Soda Stereo, unas 300.000 personas en Argentina, lo habrán visto volver. ¿Dónde está, entonces, la particularidad de haber estado ahí, de haberlos visto volver, si otros 300.000 individuos también lo hicieron? Futurología: el verdulero de Gaona y Boyaca, de vacaciones en Florianópolis, seguidor de los Chalchaleros, lucirá en verano una casaca con el "Yo los vi volver".







Ene horas de cola en vano. Cuando se estaban por abrir las puertas, centenares de jóvenes de clase media y alta -esos que dicen que están mejor educados que los pobres- se colaban descaradamente y se situaban luego en los lugares más privilegiados del campo. A nadie le importaba que otros hubieran pasado la noche allí (no fue mi caso) con tal de ver a sus ídolos a pocos metros de distancia. Qué más daba, ¿no? Una vez en el interior del estadio, algunos perdieron dos horas-cola por detenerse unos minutos con las rubias t... en los puestos de empresas patrocinadoras mientras que los que llegaban desde atrás batían sus récords de 120 metros llanos en una pista atlética como la del Club Atlético River Plate. Una inmensa minoría evitó la cola por unos 5 pesitos (1,66 dólares) y otros tipos re piolas, el ticket de entrada (y la cola, claro) por sólo 20 pesos (6,67 dólares). Los agentes de seguridad eran argentinos en su más genuina genética.












Algunos medios de comunicación anunciaron el inicio del primer show de las gira a las 20 horas (a tenor de la entrada, a las 19 horas). Al día siguiente, se leyó en unas crónicas: "a las 21 hs en punto comenzó el recital...". ¿Por qué no se hicieron cargo del error, al día siguiente, en el apartado "Fe de erratas", que para eso está, no? A raíz de la imprecisión horaria, Peter Capussoto se comió de forma gratuita unos cuantiosos insultos. Del saliente presidente Néstor Kirchner ni hablar: la inmensa mayoría de estadio, ya hastiado de esperar, lo silbó e insultó cuando apareció en las pantallas como invitado sin su voluntad a uno de los gags del humorista argentino, quien hizo showman previo al plato principal. Como los muchachos de clase media y alta, tan bien educados en colegios privados, como decía, habían insultado injustamente e injustificadamente a las bandas teloneras en la despedida de Soda (21 de setiembre de 1997), en el retorno no hubo grupos soporte. El error periodístico provocó que las masas se desesperasen, los fans bien educados empujasen excesivamente y otros tantos y yo tuviéramos que hacer, además de soportar avalanchas, de salvavidas justo debajo del escenario. Por momentos, he visto caras violetas, asfixiadas, de niñas de 16 años de poca estatura. Por momentos, emulaban las tristes fotografías de Cromañón. Aun con mi 1,92 tuve que salir unos minutos de la olla de presión en el tercer tema. Soda Stereo lo justificaba todo.


DIEGO GUELER

¿Qué tal estuvo el concierto? La inmensa mayoría, perdón, todos, quise decir, disfrutaron como unos desgraciados. Quien me ha visto en la salida podría haber pensado que me había tirado de cabeza y vestido en una pileta. Fue una placentera entrega espiritual.

Verlos en el mismo escenario (más moderno), en el mismo estadio, diez años y monedas después... Bizarro. El rostro de Gustavo Cerati no evidenció un gran deterioro en todo ese tiempo. Una década que pasó en lo que un santiamén. Mis fichas no caían, repito. Y hace tan solo unos meses estaba en el desierto del Sahara... Quién lo iba a imaginar... Soda Stereo tocando... Sobre todo, para aquella inmensa mayoría que no los había visto más que en formato VHS o DVD. Que me pellizquen, Dios.

Para el que quiera saber más y ver más fotografías de la vuelta de Soda Stereo, puede leer las impresiones desde el palco de prensa por los periodistas acreditados de la revista Rolling Stone, La Nación y Clarín. Todo lo otro, más o menos, está contado en una de las 70.000 posibles narraciones sobre el regreso del trío argentino más famoso.